Publicada en

Viaje al mundo del patchwork amish en Lancaster

Recuerdo con agrado y cariño el viaje que hicimos el año 2010, con nuestra amiga Lucy de la revista Patchwork Secrets . Salimos desde Nueva York con una furgoneta y nos adentramos en el condado de Lancaster ( Pensylvania), recorrimos carreteras secundarias y empezamos a cruzarnos con rudimentarios carruajes conducidos por los miembros de la comunidad Amish.

Carro amish

Los Amish llegaron a Norteamérica en el siglo XVII procendentes de Alemania y Holanda, su idioma es el Deitsch derivado del alemán.
Los hombres solteros siempre van afeitados, en cambio cuando son hombres casados se dejan una gran barba, sin bigote.
Las mujeres obedecen siempre a los padres y a los maridos, sus tareas son la familia, el hogar y la fabricación de su ropa y de las famosas colchas de patchwork.

Pasamos por varias granjas y en el exterior nos llamó la atención varias colchas de patchwork colgadas como si se estuvieran secándose. Esto es una señal que allí se pueden comprar las colchas. Nos detuvimos en varias de ellas, son muy amables pero no les gusta que los fotografíen, disfrutamos viendo amontonadas cientos de colchas de patchwork cada cual mas bonita que la anterior.

Colchas colgadas en el exterior de la tienda
Colchas colgadas en el exterior de la tienda

En el interior de la tienda tenían cientos de cojines, paños de cocina, muñecos con los vestidos y sombreros de los Amish, también vendían botes con mermeladas de distintos sabores hechas por las mujeres Amish.

El segundo día entramos en una tienda que nos impactó a todas, caos total, las telas de patchwork amontonadas a cientos sin orden ni concierto, colchas de patchwork en las paredes, en los techos. Cuando intentas coger una tela, se caen las demás. A una de nuestras chicas le cayeron las telas encima y quedó en el suelo enterrada por ellas. Entre risas la ayudamos a salir del montón de telas, estaba feliz.

enterrada_por_telas_patchwork

Los Amish trabajan como granjeros, carpinteros, agricultores, llevan grandes sombreros negros o de paja, se ayudan entre ellos para construir sus graneros, casas. A los 16 años los niños Amish tienen la oportunidad de salir de la comunidad y experimentar el mundo moderno, si uno de ellos no vuelve es repudiado y deja de pertenecer a la comunidad Amish, solo un pequeño porcentaje de ellos no regresa.

Entramos en otras tiendas de Patchwork Amish , nos sorprendió el orden y las cientos de telas de patchwork que había en la tienda, estaban ordenadas en 5 filas y era muy fácil encontrar las telas.Al salir de la última tienda vimos otro de sus trabajos, hileras de nidos de pájaros, construidos en madera y con forma de casitas, espectacular y precioso.

Interior tienda de colchas amish

Regresamos al hotel y por la noche buscamos un restaurante con comida típica de los Amish. El día siguiente salimos hacia Houston para asistir a la mayor exposición de Quilts de Patchwork del mundo, pero esto es otra historia.

¿Qué te parece? Deja un comentario y cuéntanos